Blog

Comparativa entre el Divorcio ante el Juzgado y ante Notaría

09/05/2017


Recordemos que únicamente se puede realizar notarialmente si se cumplen una serie de requisitos, analizados en el post de fecha 02/05/2017, titulado: “La nueva posibilidad de Divorciarse ante Notario/a”

Entrando a analizar una y otra vía, los aspectos que más interesa comparar son los de tiempo y costes, puesto que tienen idénticos efectos.

- Judicialmente:
Plazos: Evidentemente no se pueden ofrecer plazos concretos, puesto que en vía judicial dependerá del volumen del Juzgado al que se turne en el momento de presentación de la demanda, estimándose en alrededor de 2 meses poder tener el divorcio inscrito en el Registro Civil.

Costes: Serán los honorarios de abogado y procurador de cada cónyuge, correspondientes a la demanda, redacción de convenio regulador, liquidación de sociedad de gananciales si procede, y asistencia al juicio.


- Notarialmente:
Plazos: Desde que encargamos el asunto, en aproximadamente 2 semanas, puede estar el divorcio realizado y con plenos efectos. Una semana, una vez entregada toda la documentación necesaria al abogado para que redacte el convenio regulador y la liquidación de la sociedad de gananciales si fuera el caso; y en otra semana desde que se entrega a la notaría puede estar lista la escritura, firmada e inscrita en el Registro Civil correspondiente.

Costes: Se incurrirá en los honorarios de abogado y notario. En cuanto los primeros, responden a la redacción del convenio regulador (con o sin liquidación de la sociedad de gananciales) y su asistencia a la firma de la escritura, pudiendo ser el mismo abogado el que asista a ambos cónyuges.
En cuanto a los notariales, corresponden a la redacción de la escritura pública, firma e inscripción de la misma en el Registro Civil.


Cabe destacar la importancia de diferenciar si se realiza únicamente el divorcio o si además conjuntamente se liquida la sociedad de gananciales, puesto que tanto judicial como notarialmente, esta circunstancia va a condicionar la cuantía de los costes.
Si solamente se realiza el divorcio, tanto el convenio regulador redactado por abogado, como la escritura pública realizada por la notaría, son sencillos, y por consiguiente de cuantía mucho menor.
En caso de que conjuntamente se liquide la sociedad de gananciales, se incrementarán los costes anteriores del divorcio en una cantidad directamente relacionada con el valor que cada una de los cónyuges se adjudique.

En resumidas cuentas, el divorcio notarial es más rápido y barato, puesto que está totalmente formalizado en aproximadamente 2 semanas, y con una reducción de gastos de al menos el 50 % en comparación con acudir a la vía judicial.